Huyendo del guayabo químico

Por: Diego Ospina

La preocupación por el malestar provocado por los narcóticos después de una fiesta desenfrenada, es una de las inquietudes que surge comúnmente en las personas que consumen sustancias psicoactivas. Aquí en Colombia Electrónica te daremos unos tips importantes para contrarrestar el “guayabo químico” desde diferentes perspectivas.

En este artículo te daremos información para poder sobrellevar el famoso “post”, o guayabo, efecto causado por las sustancias psicoactivas en una noche de ocio y excesos. Las siguientes recomendaciones están basadas en el proyecto, Échele Cabeza, el cual consiste en difundir información segura y verídica acerca del consumo de sustancias psicoactivas; todo con el fin de que el usuario cuide su salud y tenga el menor riesgo a la hora de usar diferentes estupefacientes.



Comenzaremos hablando del Éxtasis o (MDMA), esta sustancia se caracteriza por subir el ánimo y la euforia de las personas causando ganas de bailar y de disfrutar el momento. Esto es lo que ocurre en el cuerpo en la primera fase del viaje con las “pills”, pero cuando comienza a dar el “bajonazo”, es normal sentir cansancio mental y físico. En casos más extremos se presenta la falta de apetito, incremento en el ritmo cardíaco, sudoración excesiva e incluso nauseas.

En el momento que nos dé un mal viaje, es esencial que nos calmemos y entendamos que estamos bajo los efectos de una droga, que tarde o temprano va a salir de nuestro cuerpo. Pero si en tu caso comienzas a sentir demasiado frio o incluso caídas de tensión por consumir éxtasis, se recomienda tomar bebidas calientes (en caso de hipotermia) o bebidas frías (en caso de hipertermia). El agua es un factor clave para ayudar a la deshidratación que provoca las pills, pero se debe consumir en pequeñas cantidades, dado que te puedes “embuchar”.


Otro de los tips que te recomendamos es comer algo de sal; un paquete de papas en su defecto, o beber un poco de leche para cortar el efecto y ayudar a la ansiedad que causa el mal viaje. Y sí se quiere prevenir los efectos a largo plazo del consumo de éxtasis (sensación de querer más), se debe tomar mucha vitamina C, A y E, para aumentar las defensas. Estas últimas se pueden encontrar en frutas como el Kiwi, la Guayaba o en los huevos y cereales.



La siguiente sustancia en la lista son las bebidas alcohólicas, siendo estas las más comunes en la fiesta y también las más accesibles para todos. Los efectos van desde socializar con más fluidez hasta dejarte inconsciente vomitando en los baños del bar, cosa que no queremos, por qué después de abusar del alcohol seguramente tendrás algunas lagunas mentales y en el peor de los casos cirrosis. Para evitar estos efectos adversos, se recomienda no mezclar entre bebidas alcohólicas y mucho menos con energizantes o gaseosas, dado que se va acelerar la absorción del trago en el organismo y sus efectos serán perjudiciales para la salud.

Para que esta acción ocurra más lento se debe tomar abundante agua o líquidos cítricos como el jugo naranja o el zumo de un limón, ya que por sus componentes cortarán fácilmente la sensación de embriaguez, también puedes acompañar tu bebida comiendo un poco de maní mientras tomas, dado que la sal te ayudara a pilotearla un poco más. Para la pérdida de la vitamina B, se recomienda comer pescado, lácteos, frutos secos y lo más importante, hidratación con agua. Cabe resaltar que todas estas recomendaciones varían dependiendo del peso y salud de cada persona.

Imagen tomada de Echele cabeza


Ahora bien, hablaremos de un inhalante, el 2C-B o “Tussi Esta droga causa un efecto similar al del LSD o MDMA generando un viaje constante acompañado de felicidad y alucinaciones parecidas al acido. Por el lado contrario puedes llegar a sentir nauseas, frio, calor y ansiedad, pero las frutas como el banano y la leche ayudarán a calmar estos efectos desfavorables. Para casos de frio extremo se recomienda caldo de pollo y el remedio más efectivo para combatir este guayabo químico es tomar bastante agua para hidratar de nuevo el cuerpo.


El siguiente en la lista no es una droga, pero tocaremos fibras al hablar del mejor acompañante para algunos, el cigarrillo, ¡qué mejor que una buena fiesta junto a unos cuantos cigarrillos! Esta droga (nicotina) causa en los fumadores habituales una sensación de bienestar y relajación, pero puede aumentar la frecuencia cardiaca, el ritmo respiratorio, el flujo arterial y pone al consumidor en alerta. Los efectos más dañinos del tabaco van desde dañar el sistema respiratorio, hasta debilitar el sistema inmune. Para sortear el malestar se debe regular la cantidad de cigarrillos al día, mantener la boca hidratada, hacer ejercicio físico y comer muchas frutas y verduras con vitamina C.



Saltando a un mundo más ancestral y mental, un buen psicodélico es ideal para acompañar estos eventos inolvidables, el LSD, más conocido como acido o papel, te sumerge en un viaje que va desde un encuentro personal, introspectivo al ser, hasta una alteración del mundo externo, desde sus formas, colores y texturas. Los efectos adversos a esta sustancia no son físicos, sino, psicológicos como los episodios de pánico siendo esté el momento más feo de toda la experiencia. Para esquivar estos efectos negativos, se sugiere que antes de ingerir el LSD se debe comer alimentos ligeros y siempre tratar de hidratarse con agua o jugos, comer apio, frutos secos y cereales. Es mejor no combinar con trago, café o energizantes porque deforma el efecto principal.

Para los que les gusta relajarse en el evento, un porrito de marihuana es perfecto y ayuda a relajar el ambiente. Los efectos son calmantes y abren un análisis del entorno, es decir, aumenta la creatividad y las sensaciones. Los efectos negativos son más que todo cuando se combina el cannabis con otras sustancias como el alcohol, esto causando la llamada “pálida”. Trata de no combinar y siempre mantente hidratado con agua, logrando evitar los mareos y el vómito, recuerda que la respiración profunda ayuda a mantenerte estable a todo momento.


A veces en las fiestas es muy fácil sentir el olor a cloro, muy similar al de una piscina, permeando todo el ambiente y el causante de todos estos aromas son el Popper. Droga que se inhala por laptops de 5 a 10 segundos, causando efectos parecidos al del consumo de licor, pero a largo plazo causa daños neurológicos. También en la inhalación se pueden sentir nauseas, delirios y en algunos casos la pérdida de la conciencia. Para no viajar de esta manera toca tratar de usarlo en un espacio con buena ventilación y no mezclar con el trago.


Por último, hablaremos de la sustancia que más ha perjudicado a nuestro país, la cocaína, está lleva al ser humano a un estado de aceleración y de sensaciones eufóricas, a tal nivel de exaltación que se llega a notar en las pupilas ligeramente dilatadas, anulando sueño, hambre o fatiga. Alguno de los efectos segundarios del uso de la coca son la pérdida de apetito, fatiga, irritabilidad, dolor muscular, nauseas e incluso genera irregularidades en el periodo para las mujeres. Para disminuir el exceso de energía se pide tomar zumos de frutas, té o jugos naturales, para evitar la hipertensión o arritmias, se recomienda comer cereales y verduras como la lechuga o el pepino.

Sabemos que para algunos el consumo de estás sustancias se volvió un gusto o incluso llegó a ser algo más profundo, un habito, pero con estos tips queremos ayudarlos a disminuir el riesgo en su uso, generando consumidores conscientes e informados, con el objetivo de combatir el abuso de sustancias psicoactivas y el horroroso mal viaje, así que esperamos que sean del gusto de todos ustedes.

 

Gracias por leernos, si te gustó este artículo, comenta y eres bienvenid@ de compartirla; nos vemos pronto en la pista de baile

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo