Pasaporte negativo

Escrito por: Juan David Otálora

Artículo de opinión


Es cierto que ya la mayoría de las personas hemos escuchado al menos una sola vez, la frase “nueva normalidad”, esto debido a la pandemia del Covid-19. Los tiempos de la crisis sanitaria lograron que todos nos adaptáramos a cosas que jamás llegaríamos a pensar; tapabocas todo el tiempo, gel antibacterial en uso constante y, además, un miedo descomunal al estar en tumultos o congregaciones multitudinarias por el temor a contagiarse de este virus mortal.


Pero cuando logramos automatizar todos estos requisitos que nos exigía la sociedad para entrar a la cotidianidad, entendimos que nuestras vidas debían volver a lo que todos extrañábamos: salir a trabajar, andar por las calles, ver caras sonriendo, gestos de nuevo, abrazos reconfortantes, reuniones masivas y para nosotros los ravers, nuestra amada escena electrónica a toda marcha.


En el 2021 hemos tenido grandes ejemplos del buen manejo a esta situación sanitaria, tales como los países del Reino Unido y algunos de Europa Central, que ya se encuentran con eventos y festivales en vigor, estos han tratado de operar la vida nocturna y todas sus vertientes de una manera cauta y efectiva, para tener los resultados de hoy en día, dado que son miles las familias que dependen del correcto funcionamiento de la industria del entretenimiento.



La ciudad de Londres en Inglaterra e Ibiza en España, han sido pioneras en usar tecnología de punta para combatir y detectar al nuevo coronavirus. Estos procedimientos han sido implementados en restaurantes y ahora último, en los bares o clubes más importantes de dichas ciudades; usando test PCR o pruebas rápidas para saber el estado de salud de sus clientes, en muchos casos solo se puede ingresar a los recintos, sí el resultado es negativo o si ya fuiste vacunado e inmunizado.


Algunos lo llaman “Pasaporte Negativo”, este viene siendo un documento que te da la posibilidad de demostrar que tú eres negativo de ser portador del Covid-19, dando a entender a la sociedad y a sus usuarios que se está haciendo un registro por parte del ministerio de salud y un seguimiento riguroso a toda la población actual del país que ha sido vacunada.


Además de este documento, muchos de los establecimientos y lugares públicos están implementando nuevos aires acondicionados que contra restan la propagación del virus, gracias a nuevos métodos que filtran bacterias y partículas dañinas para nuestra salud. Esto siendo una gran iniciativa y ejemplo para los demás países del mundo que aún no ha podido dar el siguiente paso para entrar a la nueva normalidad.



Ahora bien, traer ese mismo contexto europeo a Colombia sería un panorama totalmente incierto y a lo mejor imposible. Nuestro país está atravesando por un sinfín de tropiezos, tanto sociales, políticos, económicos y el más importante, de carácter salubre, aquí actualmente la vacunación va por el 19% de la población, recalcando que ha sido un plan trancado por falta de dosis y por irregularidades que ya no son novedad para la comunidad colombiana.


El sector del entretenimiento y la vida nocturna en Colombia han sido uno de los más afectados, teniendo que primero ceñirse a las directrices del ministerio de salud y cerrar sus establecimientos hasta nueva orden. Incluso algunos transformaron sus locales nocturnos a gastrobares para intentar sobre vivir a la situación adversa y no tener que cerrar sus negocios para siempre.


Esta situación también hizo que muchas de estás fiestas que se realizaban legalmente pasaran a ser totalmente clandestinas y remotas, remontándose a los raves del pasado. *Lea también Secret Location*, poner en vigencia algo tal como el “pasaporte negativo” ayudaría a la escena del entretenimiento a tener mas confianza con cada uno de sus clientes tal como se logro en Europa, insistiendo que para que esto se dé tiene que haber una gran parte de la sociedad colombiana vacunada.



No obstante, será necesario que en algún momento se pida algo similar a dicho pasaporte, algo que certifique que quienes están dentro del recinto se encuentra fuera de virus o amenazas que vayan a interferir en los demás usuarios, sea restaurante, bar, café o salón de clase.


La escena electrónica y todo el sector del entretenimiento seguirán innovando y buscando las maneras correctas de sobre llevar esta crisis mientras se vacuna toda la población asistente a dichos eventos, por lo tanto, seguiremos bailando a unos metros de distancia, algunos con tapa bocas, otros no, pero eso sí, todos con una responsabilidad social mayor a la que iniciamos la pandemia.


Se espera que el panorama aquí en Latinoamérica mejore y la cultura electrónica intente adaptar esos métodos que ya han funcionado en otros países, para disminuir el contagio y volver a esos momentos de fervor, festivales y celebraciones que nos caracterizaba como público latino y colombiano.

 

Gracias por leernos, si te gustó este artículo, comenta y eres bienvenid@ de compartirlo; nos vemos pronto en la pista de baile

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo