Volver a la raíz para surgir, bailes seguros en época de Covid-19

Escrito por: Juan David Otálora


Quiero remontarme a la raíz, el Rave (delirar en español) y situarnos en los años 80´s en Londres, Berlín o incluso Detroit, ciudades en donde se realizaban fiestas ilegales y bohemias, alejadas de la urbe con el único fin de bailar y expresar un amor y locura hacia la música electrónica, evitando cualquier interrupción por parte de la policía y así darle un golpe duro al sistema.


Aquí es en donde en buena parte nace la verdadera esencia de la escena electrónica ”under” mundial, está misma que nos ha trasladado a momentos memorables gracias a la mezcla de música en vinilos a altas horas de la noche, con locaciones como “warehouse” (Bodegas) o campos abiertos, al ritmo de techno o acid house; fiestas que se caracterizaban por no tener un fin estipulado y con un toque característico de clandestinidad e ilegalidad para tener una danza sin parar.


Para acceder a dichos raves era necesario tener la dirección o ser conocido del promotor de dicho evento foráneo, los asistentes eran avisados por medio de mensajes de texto o el conocido voz a voz, siendo los únicos medios de comunicación para llegar a la locación secreta. Dichas fiestas no manejaban algún tipo de flayer o publicidad, siempre buscando mantener el “secreto” a toda costa; eran avisadas 2 horas antes de su inicio con el objetivo de reducir el riesgo de alguna intervención legal y de esta manera conseguir burlar todos los controles policiales en la vía, dicha rigurosidad sería primordial para que todo raver pudiera disfrutar a totalidad de este tipo de fiestas prohibidas sin preocupación alguna.


Hoy en día el icónico rave dejó de tener el mismo protagonismo que antes y se comenzó a optar más por los clubes, subterráneos o incluso rooftops (terrazas), recintos cerrados en donde se trató de llevar la mayoría de la esencia de las pistas de baile antiguas, pero ahora de manera legal y organizada por una industria cada vez es más fuerte, con la novedad que en este momento tienen un aforo limitado y los escenarios están equipados con visuales led, láser y una escenografía llena de tecnología y dispositivos sonoros de la más alta calidad.


¿Tienen los clubes el mismo impacto y magia que el rave?


Esta es la pregunta de muchos ravers a la hora de elegir una fiesta hoy en día. El circuito electrónico internacional a lo largo de los años nos ha demostrado cual es el encanto que tiene cada uno de estos, tanto la versatilidad y comodidad de un club que cuenta con barra de licores, baños amplios, zonas de descanso e incluso tecnologías de punta en cuanto a sonido y ambientación, o como el mítico rave a campo abierto o en su defecto una bodega o locación escondida; que le da ese toque industrial y de penumbra, en donde prima el descontrol y las sensaciones que muchos buscan para una noche de diversión y éxtasis.


La marca y revista británica DJmag desde 1991 ha tenido la iniciativa de nombrar los 100 mejores clubs por votación de sus lectores, siendo un privilegio estar allí. Algunos de los parámetros que ellos entran a calificar son: El ambiente, el equipo sonoro, la atmosfera e infraestructura que tiene cada uno de estos. Inclusive han entrado en este famoso listado varias bodegas que actualmente funcionan ya como clubes de gran envergadura tal como Printworks, en Londres ocupando el quinto puesto o Berghain en Berlín, ocupando el puesto octavo, todo esto en el 2020. Tres clubes colombianos han logrado entrar en la historia de los 100 mejores clubs según Djmag, dándole un gran renombre a Baum, Octava y Armando Récords como las pistas de baile más emblemáticas de Colombia para esta reconocida revista. Estos tres clubes ubicados en la capital, Bogotá, resaltando por sus ambientes envolventes, dispuestos a una noche de inmersión total en la música electrónica del país cafetero, aunque hoy en día estos mismo se han visto afectados y clausurados por el nuevo brote de coronavirus.


Actualmente el mundo está pasando por una época de pandemia en la cual miles de clubes han quedado en bancarrota y los que aún persisten se han venido reinventando en pro de los eventos y su público, pero este no es el caso de la escena colombiana u otras en Latinoamérica que aún no abren debido al aumento de casos del nuevo coronavirus (SARS-cov-2), más conocido como Covid – 19, virus encontrado en Wuhan (epicentro) el pasado 31 de diciembre de 2019, y esté se llevó con su paso infinidad de vidas alrededor del mundo (728.000), economías en picada y un cambio drástico a lo que veníamos viviendo como “normalidad”.


La industria del entretenimiento y eventos masivos ha sido una de las más afectadas a nivel mundial, teniendo como consecuencia un cese en todas sus actividades, dado que el virus tiene la capacidad de trasmitirse con una gran facilidad por medio de goticulas expulsadas por una persona infectada al momento de hablar, reír o toser. Al instante de entrar esta goticulas en contacto con los ojos, nariz o boca de una persona libre de virus podría infectarse de manera inmediata. Según la OMS, este virus posee la capacidad de causar “fiebre y síntomas respiratorios (tos y disnea o dificultad para respirar). En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.” Citó la organización mundial de la salud en su sitio web oficial.


Dicha información emitida por la OMS hizo que en todos los países tomarán medidas drásticas para controlar el brote de este nuevo coronavirus, dado que tenemos que aprender a vivir con el virus hasta que se encuentre la vacuna que generé anticuerpos contra este.

Las economías de todo el mundo se han tenido que reactivar después de las cuarentenas impuestas por todos los países, dado que su mayor preocupación era quedar en quiebra y que los sistemas de salud colapsaran, en muchos casos esto ocurrió, principalmente en países de Latinoamérica. Varios países europeos ya lograron atravesar el pico epidemiológico para luego reavivar la economía, siendo el sector del entretenimiento y el turismo, el último en entrar en acción. Algunos de los países que se encuentran en dicha reactivación son: España, Italia, Croacia, Bélgica, Bulgaria entre otros, activándose con medidas rigurosas de bioseguridad en restaurantes, aeropuertos e incluso clubes importantes para el circuito electrónico internacional.

Teniendo como gran ejemplo los protocolos de bioseguridad que está optando Spain Nightlife, en la mayoría del territorio español, según el diario Ibiza.es, viendo una gran respuesta por parte del público y demás participantes, algunas de las recomendaciones para una activación progresiva son:

- Uso obligatorio de cubre bocas durante todo el tiempo que permanezca el asistente en el club.

- Instalar en la sala diferentes puntos de expedición de hidro alcohol y desinfectante de manos para uso de los clientes y el personal de trabajo.

- Limpiar y desinfectar frecuentemente cada día las zonas abiertas al público, la entrada principal, las alfombras, el vestíbulo, los mostradores, el mostrador del bar, las barras, las mesas y los pasamanos.

- Limpiar y desinfectar frecuentemente (más de una vez al día) los puntos con alta frecuencia de contacto, incluyendo paneles de ascensores, manijas de puertas, máquinas expendedoras, pantallas táctiles, etc.

- Hacer funcionar todos los aparatos de aire acondicionado en modo de aire fresco, asegurando un flujo de aire constante en las instalaciones.

- Promover el pago con tarjeta

-Aforo limitado

- Mesas con distanciamiento social


Estas medidas son preventivas y están siendo probadas por el 50% por ciento de los bares del territorio español, teniendo en cuenta que la mayoría de bares o restaurantes tienen áreas sociales y cuentan con ventilación de última tecnología e incluso muchas de estos recintos son al aire libre, perfectos para llevar una activación progresiva al sector del entretenimiento, combatiendo firmemente al virus Covid -19.


Formulé como periodista dos preguntas claves para desentrañar esta problemática las cuales fueron: ¿Se podrá aplicar este tipo de medidas tomadas por países europeos a los clubes en Colombia? Y por otro lado ¿Ve usted viable salvar la escena electrónica colombiana, dejando a un lado el club y volviendo al antiguo rave, reinventándolo en esencia, al aire libre? teniendo en cuenta todos los protocolos de bioseguridad, aforo, lugar, logística, seguridad y seguimiento de los asistentes.


Se realizó estas preguntas en formato de encuesta a 40 personas entre djs, promotores, colectivos y ravers, arrojando como resultado que el 75% de los entrevistados están de acuerdo, lo vieron como una gran posibilidad de volver a las pistas de baile, tanto tomar ideas de las escenas europeas como implementar volver al rave a campo abierto, cumpliendo de manera rigurosa todas estas medidas de bioseguridad, e incluso se podría plantear una mesa de debate con el gobierno colombiano y esta idea podría ser un gran alivio para todas las partes interesadas y familias que viven de la escena de eventos y espectáculos.


La propuesta que idealicé y presenté a los entrevistados de la escena local en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali fue la siguiente:


-Locaciones al aire libre predispuesta para el evento musical electrónico con un aforo limitado (50%)

- Formulario o listado para el evento previo (días antes)

- Uso de cubre bocas en la totalidad del evento

- 3 filtros de bioseguridad y control para los asistentes


1. Presentar examen actual de Covid con resultado negativo


2. Cámaras de desinfección a la entrada del evento tanto para los ravers como para todos los elementos que lleven con ellos


3. Punto de guardado de objetos personales, con restricciones según el evento

- Limpieza cada 2 horas en zonas comunes, cajas, barras, baños, mesas

- Luz que avisé al público cada 2 horas una desinfección, como medida cautelar

- Zona de desinfección en la pista de baile

- Puntos de lavado de manos

- Venta única y personal de hidratación o alimentos al inicio del evento con códigos QR para evitar el contacto

-Mesas sectorizadas en la pista de baile con un distanciamiento de 2 metros




Todo esto con el fin de encontrar una solución en un escenario realista, teniendo en cuenta que esto solo se podrá realizar cuando comiencen a disminuir los casos de Covid-19 en el país, se estima y se quiere cumplir con los parámetros establecidos para mantener un evento masivo en marcha, dando a cabalidad a todos los requisitos de salubridad impuestos por el gobierno nacional, siendo esta una propuesta innovadora para salvar la industria del entretenimiento en Colombia.


Ahora bien en la actualidad nos podemos fijar que dichas medias que algunas veces se llegaron a plantear, hoy son la solución que más se ha venido aplicando desde el día que se reactivó la escena local. La respuesta no estaba en los clubes y en cómo mantenerlos en marcha, sino en la cultura y en un público educado y decidido a cumplir los protocolos dados, todos con las ganas de cumplir las medidas para un regreso seguro y oportuno a las pistas de baile. El verdadero rave traído a la actualidad está salvando la escena “under” en Colombia.


 

Gracias por leernos, si te gustó este artículo, comenta y eres bienvenid@ de compartirla; nos vemos pronto en la pista de baile

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo