ENERGÍAS EN EL RAVE

Escrito por: Juan David Otálora

Artículo de opinión



A lo largo de mi vida siempre he usado la expresión “las energías no mienten”, pienso y siento que son elementales para nuestro día a día, nos avisan si van a pasar cosas buenas o malas, las intenciones e incluso si te estás topando a alguien muy bueno o alguien sumamente malo y peligroso; y eso uno sí que lo siente. Ellas nos guían como si de un mundo de ciegos se tratase, y en el rave, se presenta energías de todo tipo, tanto así que se logran percibir desde días antes de la fiesta.


Pero para ser concretos y sinceros, siempre hay un previo con los amigos antes de irse de rumba, se habla del evento vía chat, se comenta sobre el sitio donde se hará el toque, el line up, los dulces y por último el parche a convocar. Desde qué salimos de nuestras casas, sentimos ese cosquilleo inexplicable, yo lo llamo “ansias de bailar”, desde ese minuto ya comienzas a considerar esas sensaciones etéreas de que la fiesta promete “buen ambiente”, tanto musicalmente, como lo bueno que estará el parche y no un mal viaje o algo que no deseamos vivir.



Todo es un sinfín de energías y emociones, desde que te bajas del Transmilenio o del taxi y caminas dirección al lugar de la rumba, hasta cuando logras escuchar los bajos del club a lo lejos de la puerta de entrada. Me hace recordar lo que se sentía hacer fila en Baum, club emblemático en la ciudad de Bogotá, y saber la buena selección musical que prometía la noche; eso sí, con la incertidumbre de que podrías entrar o no, debido a los filtros de seguridad que eran exagerados para ser cierto.


Aquí ya las energías comienzan a influir en tus comportamientos y pensamientos, todo se puede tornar muy alegre o muy “raro” a la vez, dependiendo del sitio donde te encuentres. Tan solo entrar al lugar donde se va a dar la rumba, te da como la sensación de que algo va a ocurrir, el ambiente puede hacer que las energías y vibras cambien positivamente como negativamente.


No es la misma energía estar en un rooftop en el parque de la 93, escuchando Microhouse y Minimal con el parche de Menos Uno, acompañado de un Gin-tonic y un atardecer de fondo. A estar en un toque de Hardcore y Drum and Bass en una bodega mal oliente y deteriorada, por los lados del San Andresito de la 38 con un combo de gente que ni idea a las 3 de la mañana. Tal es así mi observación que me gustaría nombrar ciertas características, situaciones y cosas que considero que afectan o ayudan notoriamente las energías, dentro y fuera del rave:


El sitio o venue



Esté resulta siendo parte fundamental e influye directamente en el rumbo de la fiesta, por su aspecto y sus distintas particularidades, sin sitio no hay fiesta, así que concierne demasiado el cómo sea, esto para saber que energías trae el lugar. El primer espacio en contexto pueden ser los festivales, con grandes escenarios para albergar una multitud, áreas para descansar y pasar el cansancio de pies, estos eventos con una duración mayor y con un frenesí de auras y energías sin igual.


Por otro lado, están las bodegas o sitios abandonos, algunos con olores penetrantes, infraestructuras quebradas, llenas de humedad y curtidas por la mugre, en muchas ni hay baños y si hay están vueltos nada, pero hay. Estas cuentan con vibraciones energéticas turbias para ser verdad y hay que saberlas manejar.


También pueden estar los clubs, equipados con un sinfín de comodidades para todos sus asistentes, señoras del aseo, baños limpios, salas de fumadores, lobby, guarda ropas y stages equipados con la mejor tecnología del momento, por nombrar algunos de los lugares más concurridos para hacer una rumba de electrónica, aparte de la habitual reunión o privado entre “invitados conocidos”, llevando un aura más neutral para todos sus participantes, debido a la regulación y orden de los espacios.


Las vibras en estos sitios nombrados fluye dependiendo su “gente” y quien los organiza, teniendo en cuenta que los parches tienden a ser más densos dependiendo de lo Underground” o lejos que quieras llevar la experiencia raver, por decirlo así, todo está en el criterio y gusto que tengas. Aclarando que tus amigos son quienes deberían nivelar las malas energías sea donde te encuentres, ya que se recomienda siempre estar en compañía de conocidos o del “parche de siempre”, todo esto con el fin de pasar una mejor experiencia, sabiendo a qué atenerse.


La música y el género



Es importante nombrar que la música es el medio de transferencia de información más grande que hay al momento de ir a un evento de música electrónica. Los BPMs y sus subgéneros influyen directamente en el viaje, comportamiento y la experiencia de todos sus espectadores, poniéndolos al servicio del DJ y de la música de esté.


Hablando de las vibras y las energías que producen estos sonidos es necesario recalcar que no es la misma vibración y emoción la que provoca escuchar Chill-out en un carro cuando vamos de viaje forjando paz y tranquilidad, gracias a sus componentes melódicos y astrales, a comparación con lo que genera oír Frenchcore en medio de una fiesta clandestina, acelerando todo de sí y poniendo tus músculos tensos de un momento a otro. Tus emociones, pasos de baile y latidos van a diferentes frecuencias y lo que tu cuerpo y ser están dispuestos a sentir es totalmente distintos, siendo la música llave de vibras y reverberaciones musicales.


Cada género tiene la capacidad de crear distintas sensaciones, así que sería genial que probaras y analizaras el estado energético y de ánimo que hace la música en ti, ya que somos agua y vibramos con el sonido que nos pongan.


El Dj o curador musical



Ahora bien, hablaremos de quien decide llevar el timón del barco, musicalmente hablando, de quien está designado a llevar y motivar la noche por medio de los sonidos y tracks característicos del género a interpretar, me refiero al DJ. La personalidad, estado anímico y talento de este, junto con sus peculiaridades, tendrán repercusiones altas y bajas en las energías en la pista de baile y en la de sus asistentes, dado que su performance se puede ver permeado por malas vibras o una música sin sentido para quienes los escuchan, todo gracias a su interprete.


Cuando el Dj decide darle play a su set, todo el mundo pasa a ser comandado por una música impuesta, no por tus gustos musicales, sino, por los de dicha persona. Así que fíjate que es lo que escuchas, ve más allá del sonido y encuentra lo que realmente el artista te quiere decir por medio de los sonidos.


El parche



Por último y no menos importante, quiero hablar de la importancia del parche, nos hemos dado cuenta a lo largo de los raves que entre más amigos y buen parche esté presente, la rumba va a tomar una mejor “cara” viéndola desde todos los puntos de vista, sin importar el sitio donde te encuentres de fiesta, importando realmente de quien te rodeas. Entre todos podrán escoger la mejor rumba y pasarla excelente.


Haz de cuenta que todos estamos propensos a un mal, pero si estamos acompañados de los nuestros, esta adversidad no podrá entrar ni vencernos, viéndolo de esta manera. Está es una gran estrategia para repeler muchas de las malas energías que se encuentran en el rave.


Es muy importante mantenernos positivos y vibrando alto, cultivando cada día la mejor energía, para que así mismo fluyan cosas de vuelta, amistades, música, respeto y amor.

AGENDATE PARA LOS PRÓXIMOS BAILES


PARTICIPA EN NUESTRO GIVEAWAY

 

Gracias por leernos, si te gustó este artículo, comenta y eres bienvenid@ de compartirlo; nos vemos pronto en la pista de baile

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo